ADDW.INFO - La revista informativa de ADDW
 2 de Marzo de 2005   buscador inicio contacto 
ADDW.INFO - La revista informativa de ADDW
Diseño y Multimedia
Informática
Internet
Tecnología
Tutoriales
Virus - Antivirus
diccionario
recomendados
variedades
Untitled Document
noticias
  DIEZ RAZONES PARA OPONERSE A LAS PATENTES DE SOFTWARE  
  Informática [Informática General], 07/02/2003
 
     
 
La nueva legislación sobre patentes que propone la EPO supondría un grave peligro para la industria del software en Europa. Pero hay más.

JAVIER CANDEIRA | MADRID Especial para EL MUNDO

La legislación europea sobre patentes está a punto de cambiar, y la EPO (Organización Europea de Patentes) planea aprovechar la ocasión para eliminar los límites a la patentabilidad, y hacer legales las patentes de software. Muchos ciudadanos y profesionales europeos, entre los que me encuentro, nos oponemos a la patentabilidad del software.

La Alianza Eurolinux está recogiendo firmas en una petición por una Europa libre de patentes de Software. Como nadie puede saber de todo en este mundo, y no se puede esparar que los internautas firmen algo que no entienden, o con lo que no saben si están de acuerdo, lo mejor será explicar por qué las patentes de software son una mala idea. Pero antes de nada, la propiedad intelectual.

Propiedad intelectual e industrial Existen tres tipos de propiedad intelectual e industrial: el copyright, las marcas y las patentes. Resumiendo, y a grandes trazos, cada una de ellas cubre una franja distinta del abanico de usos comerciales e industriales.

Las marcas
Una marca distingue a un comerciante de otro. Es un nombre único, y la reserva por parte de una persona o empresa se realiza para evitar que se pueda generar un error. Renault no permite que otros fabricantes de coches usen ese nombre, o Nike que otros fabricantes de ropa deportiva usen su trazo distintivo del mismo modo que una pareja no le pone el mismo nombre a dos de sus hijos: para poderse distinguir. En el entorno informático, no puede haber dos sistemas operativos que se llamen MacOs, ni dos programas de edición de imágenes que se llamen Photoshop.

El copyright
El copyright es un derecho artificial que prohibe copiar literalmente un texto, fonograma, imagen o programa de ordenador (entre otras cosas). Usted puede repetir las ideas que doy en este artículo, pero no puede reproducir el artículo en su integridad, a no ser que yo se lo autorice. El copyright, mal llamado derecho de autor, es el derecho de reproducción o copia de algo, y su resultado es un objeto (o texto, o sonograma, etc.) duplicado del original.

Las patentes
Las patentes son monopolios artificiales otorgados a una persona o empresa para la explotación de una invención. Su propósito es doble: por un lado, fomentar que los nuevos inventos se publiquen, en vez de mantenerse como secreto industrial. El secreto industrial hace que los competidores tengan que "inventar" por segunda vez los aparatos que ya existen, lo que se considera una forma ineficiente de usar los recursos. Con las patentes, el inventor tiene un incentivo económico (el monopolio de un invento, explotable mediante la venta de licencias de uso) para hacer públicos sus descubrimientos, y de ese modo se incentiva la creatividad industrial. El segundo objetivo del sistema de patentes es la protección del débil frente al fuerte. Si un inventor particular o una pequeña empresa inventan algo, tienen en la patente un instrumento que les ayude a sobrevivir y competir con las grandes empresas. Sin las patentes, las grandes empresas podrían usar su poder económico e industrial y sus economías de escala para expulsar del mercado a los pequeños "davides".

¿A quién pertenecen las ideas?
La legislación actual prohíbe patentar una idea, o registrar el copyright de una idea. Se entiende que las ideas son de todos. No es este momento de discutir el copyright, pero en el caso de las patentes sólo se pueden registrar métodos o mecanismos, no ideas. Esta es la razón por la que la legislación europea prohíbe patentar software. El corazón del software es lo que se llaman algoritmos, las 'recetas' matemáticas para convertir unos datos en otros según una serie de pasos preestablecidos. Y un algoritmo es una idea. Sin embargo, y aunque la legislación de patentes excluye explícitamente de las invenciones patentables al software y a los algoritmos, tanto en los EEUU como en Europa ya hay patentes de software, sólo que no se les llama así.

Los patentadores utilizan un subterfugio lingüístico, describiendo en sus solicitudes "sistemas, mecanismos o dispositivos de hardware que incorporan un sistema de control almacenado en un bla bla bla". Como ven, las palabras "software", "algoritmo" o "programa" no aparecen por ninguna parte, y sin embargo una lectura cuidadosa de la patente revela que lo que se está patentando es un algoritmo, o sea: una idea. A menudo el subterfugio llega tan lejos que los patentadores 'traducen' el algoritmo en hardware, presentan a la oficina de patentes un diagrama, y se retiran a esperar a que algún incauto intente implementar el algoritmo.

Como si se deseara añadir insulto al daño, muchas de las patentes de software concedidas en EEUU son trivialmente obvias. Las reglas que determinan si algo es patentable o no excluyen de la patentabilidad "cualquier invención que sea la solución obvia al problema dado para una persona versada en la materia" (la cita no es literal, pero se entiende, que es lo importante).

10 razones para oponerse

1.- Gran parte de las patentes concedidas hasta la fecha son obvias.
El uso de XOR (una de las operaciones básicas de los ordenadores) para pintar y despintar un cursor en una pantalla está protegido por una patente. Es el equivalente de patentar la suma para calcular presupuestos, y uno se pregunta en qué estaría pesnsando el examinador en cuestión cuando aceptó esta patente. No hay ninguna razón para pensar que las Oficinas de Patentes vayan a mejorar sus prácticas, y menos después de salirse con la suya y eliminar todas las restricciones a la patentabilidad. Son organizaciones cerradas, con muy poca transparencia pública, y representan un grupo de interés privado con mucha influencia.

2.- Las patentes de 'métodos de negocio' registran prácticas sociales habituales
El cambio en la legislación no sólo afectaría al software: también permitiría la patentabilidad de 'métodos de negocio' y 'métodos educativos'. Parece que basta con tomar cualquier idea exterior y añadir 'en internet' para que algo sea patentable. Como ejemplo pondré la subasta inversa, que lleva siglos practicándose en las lonjas gallegas: el subastador canta pujas en orden descendiente: "1000, 950, 900, 850, 800..." y la subasta se adjudica en cuanto la primera persona puja. Pues bien, la empresa priceline.com ha sustituido las bandejas de pescado por los billetes de avión, y escrito detrás de esta descripción "en internet", y ha conseguido la patente. Les recuerdo que una patente es un monopolio, lo que quiere decir que si alguien más quiere usar la subasta inversa en internet, tiene que pagar a priceline o arriesgarse a una demanda.


Los examinadores de patentes tienen demasiado trabajo, y poco tiempo para buscar lo que se denomina 'arte previo'. Una patente no sólo tiene que ser 'no obvia', sino también novedosa; el 'arte previo' son ejemplos anteriores del invento propuesto para patente. Se decía de Von Neumann, el gran matemático húngaro cuya contribución en el proyecto Manhattan y con la NASA dio a los Estados Unidos la bomba atómica y el viaje a la Luna, que era la única persona viva que tenía conocimiento de todas las ramas de la matemática. En la actualidad es posible que sólo Donald Knuth, autor de "The Art of Computer Programming" y apodado cariñosamente "Dios" en círculos de programadores, tenga todos los conocimientos para saber si un algoritmo o programa es novedoso o no.

Si a esto le unimos que las patentes no incluyen las palabras "algoritmo, software, programa", sino que cada patentador usa un subterfugio distinto para colar su patente por los agujeros de la Oficina de Patentes, está claro que las malas patentes están aseguradas. Este segundo inconveniente es el único que sería resuelto si se permitiera el registro de algoritmos, pero aún quedaría el primero. Por último, los examinadores de patentes tienen un incentivo para aprobar las patentes, no para rechazarlas. Y su control de productividad les obliga a examinar un número mínimo de patentes al año, lo que hace que no le puedan dedicar bastante tiempo a cada una de ellas.

4.- Las patentes de software suponen un peligro para la pequeña empresa
Las pequeñas y medianas empresas no tienen un departamento legal adecuadamente dotado para registrar patentes, comprar licencias, entrar en litigio cuando una patente sea inválida o la infrinjan inadvertidamente, ni para investigar en las bases de datos de patentes antes de realizar un proyecto. Esto es especialmente dañino en el caso del software, donde el coste de entrada es lo bastante bajo para que una sóla persona con su ordenador pueda contribuir al progreso de la industria. En el caso de la fabricación de objetos físicos, las realidades de la producción en cadena hace que el coste de entrada en una industria sea más alto, con lo que el coste de una patente se diluye más entre el coste de investigación, desarrollo y posterior producción.

5.- Las patentes de software atentan contra la competencia
El hecho de que muchas patentes de software declaren el monopolio de prácticas sociales habituales o soluciones técnicas obvias permite que los propietarios de las patentes las usen de forma agresiva, como arma en la lucha por el mercado. Es el caso del 'Amazon, quien hasta la fecha sólo ha usado la patente para atacar a su más directo competidor, Barnes & Noble. Hay que hacer notar que el 'One-click buying' es un uso obvio de las galletitas o 'cookies' (sistema por el que los servidores de internet 'recuerdan' si un usuario ha estado antes allí, almacenan datos de sesión, etc.). Si alguien podría haber registrado esa patente, debería haber sido el inventor de las 'cookies', puesto que se inventaron precisamente para permitir el 'One-click buying', el registro automático sin tener que introducir el nombre de usuario y la contraseña, etcétera.

Y otro de los lados por los que se dificulta la competencia es en el punto económico. Si es usted empresario, le voy a dar algo en que pensar mientras los Eurodiputados discuten con los Eurofuncionarios y la EPO si se aprueban o no las patentes de software. Pregúntele a su Director Técnico si está usando código patentado, y cuánto tiempo y dinero le costaría comprobarlo en ese caso. Puede que tenga revisar todo su código y compararlo con las bases de datos de patentes en Estados Unidos, y eso lleva tiempo.

El infractor también puede ser uno de sus proveedores; llámelos y pregúnteles en cuánto afectarían las patentes de software al precio de sus licencias. Cuando llame a su Director Financiero para contárselo, aproveche para preguntarle cuánto presupuesto tienen para comprar licencias de patentes y cuánto para litigios sobre patentes, y cómo afecta esto a la cuenta de resultados. Pregúntese usted mismo cuánto afecta esto al valor para los accionistas. Existen sesudos informes y estudios que demuestran el peligro de las patentes de software para la competencia, pero a lo mejor ya no le hace falta leerlos después de hablar con los directivos de su empresa.


Una de las razones por las que se está estudiando la inclusión del software entre las invenciones patentables en Europa es la presión de los EEUU, que encontrarían aquí un terreno fecundo para el litigio o la licencia. Esto costaría mucho dinero a las empresas europeas, sometidas a un aplastante corpus de patentes previo. Pero peor aún que pagar por un algoritmo podría ser que se prohibiera su uso, con la siguiente merma de la capacidad de competir con las empresas propietarias de la patente (ver apartado 5). La EPO (Oficina Europea de Comercio) es una organización de tratado a la que pertenecen 19 países, algunos de los cuales, obviamente, no están entre los 12 de la Unión Europea. El esfuerzo de 'lobby' estadounidense se está concentrando en el voto de Chipre, Lietschenstein, Andorra, Suiza... que por una razón o por otra no tienen tanto que perder (o en el caso de Suiza, tienen mucho más que ganar) que los países que se oponen: Francia, Alemania, España...

7.-Las patentes de software suponen un grave peligro para el Software Libre
No es este el momento de cantar las alabanzas del Software Libre, pero es necesario señalar que las Administraciones Públicas y empresas, no los usuarios finales, quienes más se pueden beneficiar de la existencia de aplicaciones cuyo código fuente pueden auditar, modificar y redistribuir libremente. El código fuente es un texto legible por humanos que describe lo que hace el programa y que, una vez pasado por un proceso llamado "compilación", genera el código ejecutable, el programa que usamos.

El hecho de que el código fuente del Software Libre sea, por definición, de pública lectura, hace que estos programas sean mucho más fáciles de atacar que los programas llamados "cerrados" o "no libres". A partir de aquí entran en funcionamiento los mecanismos de bloqueo de la competencia.

8.- Es casi imposible asegurar que no se infringe alguna patente
El hecho de que las patentes de software estén redactadas en términos tan oscuros, el alto precio de investigar sobre las patentes existentes (la principal fuente de ingresos de la EPO son los informes sobre las patentes que hay en un determinado campo de la industria) y la gran cantidad de patentes 'obvias' impiden comprobar adecuadamente si uno está infringiendo una patente al escribir un programa, o no.

Por esta razón las patentes de software podrían suponer un freno a la industria del software, y bloquear la innovación al no impedir que un programa novedoso use código patentado en alguna de sus operaciones más triviales.

9.- Se puede casi asegurar que se infringirá una patente
Este punto se podría haber titulado "Es casi imposible asegurar que no se infringe una patente, segunda razón". Una tendencia actual muy común en la producción de software es dejar que sean programas los que generen otros programas. Es una práctica tan común que Philip Greenspun, profesor del MIT, lo propone como ejercicio a sus alumnos.

Es imposible comprobar 'a priori' el código generado por un ordenador, sea por algoritmos genéticos, por optimización en un compilador o por el método que sea. Saber si uno de estos programas infringe una patente es tan difícil como leerle a alguien la mente. Probablemente en algún punto del proceso las máquinas darán con soluciones patentadas, sólo que no lo sabremos.

10.- El Copyright y las Marcas Registradas son más que suficientes
El navegador que están usando ustedes para leer estas líneas ya está protegido dos veces: primero por las leyes de copyright. Si yo hago un navegador, no puedo usar el código de otro navegador a no ser que el propietario del copyright me autorice. Así que no me podré basar en Explorer, Opera o iCab, pero podré hacer un navegador a partir de Mozilla, Galeon o cualquiera de los otros navegadores libres que existen en el mercado. Pero además del copyright está el asunto de las marcas.

Si hago un nuevo navegador, no lo podré llamar Netscape Navigator, ni Microsoft Internet Explorer, ni Mozilla, etc. Estos son nombres registrados, son marcas, y la legislación prohíbe dos marcas iguales en el mismo campo, para evitar la confusión. Podría llamarle Mozilla a una marca de motocicletas, por ejemplo, pero no a un navegador. Lo mismo que para los productores de software se puede aplicar a las empresas puntocom y sus modelos de negocio.

Estas dos garantías, el copyright y la marca registrada, son suficientes para proteger el negocio de los productores de software y de las empresas puntocom, sean portales, tiendas, buscadores, sitios de noticias, etcétera. El copyright y las marcas protegen a sus propietarios mientras garantizan la competencia, sin introducir los elementos disruptores que son las patentes de software. Cualquier restricción mayor es una injerencia excesiva del Estado en el funcionamiento del mercado, garantizando patentes (monopolios artificiales) que en el caso del software desequilibran el campo de juego en vez de nivelarlo, y sofocan la innovación en lugar de promocionarla.

Por esta razón, y por todas las anteriores, creo un deber ciudadano y un acto de auto-preservación el apoyo a la Petición por una Europa libre de patentes de software. Anímense, cuesta el mismo trabajo que registrarse en cualquier otro sitio, y hará su futuro mucho más feliz. Garantizado.

Javier Candeira es el representante en España de la Alianza Eurolinux, organización sin ánimo de lucro que promueve la 'Petición por una Europa libre de patentes de software'. El grupo Barrapunto, al que pertenece Candeira, es uno de los patrocinadores de esta iniciativa de la Alianza Eurolinux.
 
  Fuente: www.elmundo.es Imprimir  
     
   
Otras noticias de interes para su lectura
   
23/02/2005EL LIBRO ELECTRONICO SE VIENE CON TODO

19/02/2005 La globalización del mercado de desarrollo de webs

19/02/2005Datos del spam en diciembre de 2004

16/12/2004CEMENTERIO VIRTUAL: Oraciones On-line

13/12/2004Google lanza en pruebas un nuevo servicio que adivina las búsquedas: GOOGLE SUGGEST

13/12/2004Oracle compró la empresa de software Peoplesoft

30/11/2004La imagen digital más grande del mundo abarca una ciudad entera

27/11/2004La más guapa de la Red

22/11/2004Mozilla presenta la versión 1.0 de su navegador web Firefox

20/11/2004Consejos para los padres. Controlar el uso de Internet de los hijos

19/11/2004Gates pronostica la muerte del CD por la evolución de la digitalización y confía en controlar el spam en 2 años

18/11/2004Hotmail ofrecerá 250 megabytes de correo electrónico gratuito a partir del 5 de diciembre

18/11/2004Google dice que sus tasas de crecimiento podrían no ser sostenibles

12/11/2004Microsoft lanzó un nuevo buscador y Google duplicó su índice de páginas

09/11/2004Sobre Internet y la soledad

04/11/2004El mercadillo de los hackers

29/10/2004Hacker: el empleado del mes

29/10/2004Steve Ballmer anuncia Windows XP SE

28/10/2004Entrevistamos a Tomás Diago - fundador de Softonic - con motivo del lanzamiento de Softonic Alemania

27/10/2004Bloqueado el acceso al sitio web de George Bush a los usuarios que acceden a Internet desde fuera de Estados Unidos

26/10/2004El Gobierno aprobará un nuevo Plan Nacional de Dominios de Internet que reducirá el precio de registro en un 80%

21/10/2004Naciones Unidas intentará acabar con la epidemia de spam en dos años

21/10/2004Como crear un gigante invisible "2"

21/10/2004Genio entre los genios

18/10/2004Combatiendo al SPAM

15/10/2004Efectos del Google Dance de Septiembre/Octubre 2004

06/10/2004Lanzamiento de la Gira Estándares W3C 2004

06/10/2004Como crear un gigante invisible (1)

01/10/2004El futuro de Internet tiene nombre: la web semántica